De la taza a la estufa – cómo el café que bebemos puede acabar calentando nuestros hogares

  

¡En el post de esta semana queremos celebrar con vosotros el haber superado el 60% de nuestro 1er objetivo en 2 semanas! Gracias a todos los que lo han hecho posible!!
 
¿Sabíais que cada taza de café que bebemos en el bar de la esquina puede acabar calentando 1m3 de nuestras casas? Cómo lo conseguimos?
  1. Recogemos el poso del café del bar de la esquina y nos lo llevamos a nuestro centro de producción
  2. Lo ponemos a secar ya que una de las claves de la eficiencia del pellet es la baja humedad, por eso debemos secar la materia prima hasta alcanzar una humedad de, alrededor, un 10%.
  3. Lo tamizamos hasta que eliminamos posibles impurezas, como papeles, plásticos, etc y solo queda 100% café.
  4. Lo prensamos a alta presión y temperatura, para alcanzar una alta calidad. Ahora ya no estamos hablando del poso de café sino de un PELLET de café
  5. Una vez ya fabricados los pellets, es importante eliminar los residuos o trozos con defectos que más tarde puedan dañar nuestra caldera o producir gran cantidad de humo y ceniza con una eficiencia baja.
  6. Ahora solo nos queda empaquetar los pellets para que podais llevaroslos a casa y usarlos en vuestra estufa o caldera de biomasa!
Mañana cuando vayais a beber el café al bar de la esquina, pensad cuantas cosas positivas estais activando: la mejora del medio ambiente, la generación de energía limpia y la creación de oportunidades socio laborales para colectivos vulnerables.
 
Up! Actúa con Energía .

Deja un comentario